Infografía: Nacimiento de Grupos Armados Ilegales

UNA NUEVA RUTA AL POSCONFLICTO

El deporte es una herramienta que va a brindar una importante ruta para el camino hacia el posconflicto, pues socialmente aporta a resolver problemáticas de una forma más fácil, generando participación sobre los actores directos y apoyando a que la resolución de los conflictos y los caminos hacia la reinserción se tomen a partir de vías alternas al campo político y judicial. El deporte es una de las columnas frente a la solución de discrepancias, teniendo aspectos de gran favorabilidad en la intervención que permite un desarrollo libre del individuo en el aspecto social.

El deporte es un medio natural que contribuye al acercamiento de espacios, tal como mencionó Beatriz Mejía, directora e investigadora del Grupo Internacional de Paz: “La potencialidad del deporte puede contribuir durante el uso adecuado del tiempo libre en la niñez, pues una de las razones de los jóvenes que se entregan a los grupos armados ilícitos es el aburrimiento por la falta de actividades lúdicas que convierte en monótono su estilo de vida”.

El deporte, según Beatriz, “permite trabajar asertivamente en las irregularidades que el individuo está notando en el entorno, ya que en este se encuentran amenazas de violencia y de guerra, de los hechos actuales que se están llevando con la temática del posconflicto”.

infografia-3

En diferentes regiones del país se encuentran diversas costumbres y culturas, donde en el momento de acceder por medio del deporte se hace parte de una cultura colectiva que en ocasiones, con la incidencia en el contexto de cada una, crea fragmentaciones. Por este motivo, debemos mirar al deporte como una salida hacia la paz para crear una determinada unión dentro de la sociedad, y así prepararse para el posconflicto.

En el momento en que el deporte ocupa un determinado espacio público, inicia una transformación de escenarios que pueden pasar de ser un lugar que inspira conflictos y problemáticas a contextos de una incidencia de paz y de integración, donde se tiene que encontrar por medio de estos espacios un potencial mayor en la dinámica que se está planteando en el conflicto.

“El Grupo Internacional de Paz trabaja con los jóvenes en riesgo de violencia y prevención de reclutamiento debido a los lugares que habitan. Por lo tanto, la metodología del grupo busca incidir en el comportamiento del joven y es aquí donde se deben buscar las razones por las cuales los adolescentes acceden a estos entornos de violencia, de donde se pretende que no ingresen o desde donde se desea que sean extraídos del entorno; pues se busca evitar, junto con las entidades gubernamentales, que caigan en este ambiente de violencia”.

Los grupos armados han sido un ente de satisfacción hacia las necesidades que plantean, en su mayoría, jóvenes que se ven atraídos hacia el camino de la violencia y que se sienten blindados por una determinada protección que les proporcionan los grupos. El campo deportivo evita que sufran por los desequilibrios del autoestima, pues son actividades que le permiten al sujeto identificarse como se ve y como se puede sentir, tal como menciona Mejía: “Estos elementos inician desde la autoprotección de sí mismo, reconocimiento como individuo único de la sociedad, sentido de vida y diferentes características que lo apartan de problemáticas de violencia y guerra, las cuales pueden afectar su entorno al no tener un apoyo en el deporte”.

3linea5

 

 

Anuncios